La seguridad física en los centros infantiles va muy amarrada a la protección de los individuos que hacen vida en dichos establecimientos.

La disposición de cerrajería de alta seguridad, no solo está enfocada en resguardar el bien material de la institución sino de también de mantener a salvo la vida de pequeños inocentes del mal exterior.

Cada padre que deja a un bebe en un centro infantil, confía que todo estará bajo control y que de regreso su infantes estarán en perfectas condiciones.

Es por ello que la administración de cada institución no debe escatimar en solicitar los servicios de cerrajeros profesional que mantengan cada uno de los punto de acceso al interior lo más impenetrable posible.

Debe haber un equilibrio en impedir que cosas o personas afecten el interior del recinto escolar y los niños puedan atravesar hasta el exterior de manera accidental, por incapacidad de los sistemas de seguridad en protegerlos.

Salidas de emergencia

A pesar de que en su mayoría sean infantes los que permanezcan en estas instituciones, las salidas de emergencias son vitales para poder evacuar en el caso de ser necesario y con seguridad más de un adulto deberá volver por más niños, por lo que las puertas de emergencias deben permanecen en perfecto estado.

Actualmente, los cerrajeros en martorell profesionales están conscientes de tal necesidad, ya que es un requisito ineludible para los locales públicos de cualquier índole, más aun importante si hablamos de niños.

Las salidas de emergencia posiblemente no posee cerrajería de alta seguridad, sino dispositivos que faciliten el tráfico de personas como las barras antipánico y los cierra puerta. Es cuando hablamos del arte de la cerrajería que cierra en comparación con aquella que abre, o que facilita el paso.

Barrera perimetral

Una guardería de niños que se considere segura, debe poseer un sistema de barrera perimetral o al menos un sistema de seguridad con detectores de presencia. Un descuido con un niño puede terminar en hechos que lamentar.

Los secuestros o robos de niños para fines inescrupulosos, sigue siendo uno de los flagelos más nefastos de las sociedades. Por ello un centro infantil, debe poseer como obligación un control de acceso automatizado, sistemas de cámara perimetral que abarque la extensión del establecimiento.

Los parques, áreas sociales o zonas abiertas, pueden ser controlados por sensores de movimientos en piso o en cerramientos como cercas o enrejados. Es necesario plantear la disposición de elementos de seguridad realmente efectivo e innovadores.

Prevención de accidentes, de atascamiento o daños en extremidades

Otros de las labores de un cerrajero eficiente para contribuir con la seguridad y protección de un centro de permanencia infantil, es la colocación de mecanismos y aplicación de medidas para evitar accidentes.

No es suficiente con que una puerta este bien cerrada, sino que cuando se abra o cierre cerca de los niños, esta no pudiese causar daños a los niños.

Que un bebe se pise con una puerta o que se atasque cuando se cierra, es algo muy posible que suceda, evitemos que suceda o al menos reduzcamos la posibilidad que pases contratando servicios profesionales.