Un centro escolar debe ser uno de los establecimientos más seguros de una ciudad, allí permanecen nuestros niños, el futuro de un país, el motor de vida de muchas personas. La inocencia de los más pequeños, está a cargo de todos, pero especialmente de sus docentes cuando se encuentran en las escuelas.

Estos deben enfocar su cuidado, contratando a los diferentes profesionales para cuidar su recinto educativo para garantizar su seguridad integral mientras permanezcan dentro.

Dentro de estos profesionales esta la labor de los cerrajeros en Granollers que deben brindar las herramientas, soluciones y medidas para que el número de alumnos se mantengan a salvo de los daños externos.

Aunque el objetivo de los cerrajeros 24 horas en terrassa es resguardar las pertenecías y hacer impenetrable a los intrusos a cualquier inmueble, en un colegio el mayor tesoro por resguardar son los niños, aunque en horarios no operativos sea el material educativo lo que deba mantenerse a salvo.

Valor de la seguridad física en la escuela

Además de todo lo que un niño debe aprender en la escuela, también los valores deben ser reforzados en la institución, aunque es la familia el entorno donde debe recibir esa formación, hay valores que deben ser impuesta por los maestros.

El cuidado de los bienes es uno de los aspectos de los cuales los niños no toman mucha importancia. Es por ello que los adultos debemos indicarles cuál es el verdadero valor de lo material. Una cerradura es algo objeto físico, que es reemplazable, pero esta nos aporta seguridad física que nos mantiene a salvo, pero es un bien impalpable pero necesario.

La cerrajería lleva inmersa una importancia en el bienestar de las personas, cuando se cierra indebidamente una puerta, cuando se rompe la malla de un cerramiento, cuando se patea una puerta o se manipulan las cámaras de vigilancia, puede parecer una travesura pero altera la seguridad de toda la comunidad escolar.

Medidas de seguridad para niños

La cerrajería por sí sola no ejerce ninguna limitación a los intrusos, de aprovecharse del bien ajeno. Este recurso de seguridad, debe ser usado de manera adecuada para que pueda cubrir las funciones establecidas.

Es por ello que los niños deben aprender que cerrar una puerta cuando se entra o se sale de una habitación, es elemental para reducir los riesgos de robos o atracos. Que cerrar con llave su casillero, el escritorio algún armario hacen que los ladrones no puedan llevarse nuestras pertenecías.

Que es importante notificar a las autoridades escolares cualquier presencia de extraños, de los daños de los cerramientos o de actitudes indebidas para ser corregidas cuanto antes. El mantenimiento de los dispositivos de seguridad nos garantiza un porcentaje de estabilidad, pero el otro porcentaje lo determina un buen uso de tales dispositivos.

Un buen cerramiento escolar

En un área escolar es sumamente importante la labor de un cerrajero en marcar los límites para que los niños corran y se desenvuelvan a sus anchas, por medio de la instalación de cercas, tapias o enrejados que deben ir acompañados de cerraduras de alta seguridad.