La tecnología en cuanto a la seguridad ha avanzado de maneras descomunales. Desde las cerraduras comunes y corrientes, hasta las cerraduras biométricas. Desde las puertas normales, hasta las puertas blindadas. Este tipo de evolución nos ha dado una diversa palestra de opciones a la hora de proteger nuestra casa y/o empresa.

Uno de los dispositivos de seguridad que están teniendo auge en el mercado son los controles de acceso. Estos se usan tanto en nuestros hogares como en nuestras casas. A continuación hablaremos de sus características y mecanismos de funcionamiento.

  • ¿En qué consisten?

Estos son sistemas automatizados que son los que controlan el acceso de una persona a un lugar, es decir, estos son los encargados de negar la entrada a alguien que quiera entrar a una zona restringida que tiene diversos  parámetros de seguridad que ya han sido previamente establecidos por la persona, empresa o cualquier tipo de institución.

Cuando tenemos ciertos lugares que no queramos que nadie visite, pues estos son los mejores tipos de control. Generalmente estos son usados en oficinas de gobierno y entes militares. En estos casos existe mucha información clasificada de por medio, por lo que no todo el mundo puede darse cuenta de lo que está pasando, por lo que se requiere uno de estos.

Una ventaja que tienen estos es que se puede tener un seguimiento de los individuos que se estén moviendo en la empresa, ya que cada uno de estos lleva un registro de quién le da uso, por eso pudiendo identificar las personas que estén entrando en lugares donde no deberían.

Estos tienen diversos mecanismos, que se dividen en cuanto a la tarea de dar acceso al lugar. Estos tres se encargan de tareas distintas. Primero está el mecanismo de autenticación, el cual se encarga de recibir la información que brinda la persona que quiera atravesar el control de acceso. Este luego de que obtiene lo necesario en cuanto a los patrones de seguridad, los envía a la parte de  Es una parte que compone un sistema complejo.

Luego de pasar por el primer mecanismo, viene el de autorización. En esta etapa, a partir de la evaluación de la identificación, se procede a aceptar o denegar el permiso a la persona que quiera ingresar. Este es el único momento en donde se le da este permiso.

También se tiene que tomar en consideración de que este tipo de mecanismos pueden tener fallos, por lo que siempre se tiene otro debajo de la manga. Este es el llamado mecanismo de trazabilidad. Cuando el de autorización tenga un problema, este sale a flote. Utiliza todo el historial de información que se tiene de la persona para poder luego a través de esta, aceptar o denegar el permiso.

Un control de acceso nos brinda muchas ventajas, además de que podemos conseguirlos fácilmente con llamar a nuestro cerrajero de confianza o dirigirnos a una tienda de cerrajería que tenga este tipo de cerraduras con control, todo también dependerá de cuales sean las necesidades que tengamos.