Con el tema de la seguridad nunca serán demasiadas las previsiones a tomar, la mejor manera de asegurarse la efectividad de los diferentes sistemas de protección es que éstos actúen de manera coordinada entre ellos para lograr hacer de nuestro hogar un área segura y resistente al ataque de personas no autorizadas. Dentro de esa gama de equipos para acrecentar la seguridad tenemos los evolucionados cerrojos de seguridad.

Básicamente un cerrojo es una cerradura complementaria de sobreponer y se coloca en la puerta para reforzar la protección en la puerta principal, existen variados modelos y diseños que permiten fácilmente adaptarse a sus requerimientos y presupuesto.

Antes de la instalación

Si hemos decidido instalar uno de estos elementos adicionales de seguridad debemos tener algunas consideraciones previas, como por ejemplo, si es la primera vez que lo hacemos debemos estar seguros de poder realizar un buen trabajo en razón de que si por la falta de pericia o experiencia no queda correctamente instalado el cerrojo puede perder efectividad en la función que debe ejercer.

Hay otros aspectos que se deben tener presente como por ejemplo, el tipo de cerrojo que se adapta mejor a nuestro sistema de cierre en la puerta principal, lo más apropiado es consultar con un cerrajero de Cala del Moral sobre la mejor opción para de su hogar.

Instalación del cerrojo de seguridad

La correcta instalación del cerrojo es un proceso significativo para que éste cumpla su función, lo ideal es contratar a un cerrajero para este trabajo.

Pero si lo que quiere es encargarse usted mismo de la instalación, aquí le indicamos el paso a paso de cómo debe ser el proceso.

  1. Una vez elegido el modelo a instalar, se debe seleccionar la altura que desee que tenga, se mide la distancia desde el centro de la llave hasta el borde de la puerta.
  2. Se debe marcar en la puerta el sitio donde será ubicado el centro del agujero a la distancia medida desde el borde de la puerta y se realiza el agujero en la puerta por donde pasará el bombín.
  3. Una vez hecho el agujero se coloca el cerrojo en su lugar, se introduce el bombín en el agujero comprobando que éste quede correctamente apoyado en la puerta.
  4. De una vez que se logre posicionar el cerrojo en la puerta se procede a marcar los agujeros para los tornillos, se debe retirar el cerrojo, procediendo a perforar los estos agujeros para luego colocar el cerrojo en su lugar y ajustar con los tornillos.
  5. Se procede a la instalación del puente, que es la pieza que traba el pasador de cerrojo al cerrar, ésta va ubicada en el marco de la puerta. Esto se hace con el cerrojo ya en su posición y la puerta abierta, se coloca el pasador en posición de cerrado y se lleva hacia el marco.
  6. Se coloca el puente en el marco de la puerta colocándolo sobre el pasador, el pasador debe moverse con libertad, si existe alguna imperfección se debe corregir antes de fijar completamente el puente y éste también debe quedar apoyado firmemente en el marco.
  7. Coloca el puente en la posición final, marca los agujeros para los tornillos y se fija completamente el puente.